Verdemar cuestiona las campañas de desinfección en las ciudades


Verdemar Ecologistas en Acción señala un documento sobre la limpieza y la desinfección de superficies en el marco de la respuesta al nuevo coronavirus, la OMS explicó que «no se recomienda el rociado o la fumigación de espacios exteriores, como calles o mercados, para matar al virus causante de la COVID-19 u otros patógenos, pues la acción del desinfectante se ve anulada por la suciedad».

«Además, las calles y las veredas no están consideradas reservorios de infección de la COVID-19», añade, y señala que «rociar desinfectante, incluso en el exterior, puede ser peligroso para la salud humana», señala la OMS en su comunicado.

La limpieza masiva de las calles, esencial en tiempos normales, debe continuar en la situación actual, pero lo que no debe es basarse en productos de procedentes de la lejía, ya que no se ha demostrado su utilidad para acabar con la carga viral en lugares públicos.

El uso de productos como lejía u otros derivados para limpiar las calles o la entrada de las tiendas cuando no es útil, es más tóxico que cualquier otra cosa para el medio ambiente y también para las personas que inhalan el hedor de estos productos.

Existe un documento técnico elaborado por el Ministerio de Sanidad, relativo al procedimiento de limpieza viaria ante la pandemia de coronavirus. Este documento recomienda un procedimiento de limpieza y desinfección de las vías públicas con la siguiente secuencia de actuaciones:

Barrido para la eliminación de residuos y materia orgánica, a ser posible en húmedo, con el fin de evitar la dispersión del virus.

Baldeo de las calles con camiones disponibles a tal efecto con agua reforzada con tensoactivos específicos para la limpieza viaria, en la concentración indicada por los comercializadores de los detergentes utilizados.

Como alternativa al uso de tensoactivos, el Ministerio señala que deberá valorarse la sustitución de estos productos por derivados de amonio cuaternario y otros productos con acción biocida. En tal caso se realizaría tanto la limpieza como la desinfección, siempre que el uso de estos productos no constituya un riesgo de corrosión para las barredoras.

Desinfección mediante hipoclorito de sodio al 0,1 % mediante mochilas pulverizadoras (20 ml de lejía común por litro de agua). Para realizar esta operación los operarios de limpieza deberán de estar protegidos con los equipos de protección personal adecuados.

junio 2020
L M X J V S D
« May    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Archivos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: