29 mayo 2024

La revolución en la refrigeración: adiós al aire acondicionado eléctrico

Durante el verano, los aires acondicionados se convierten en herramientas esenciales para combatir el calor, y esta necesidad a menudo se extiende hasta finales de septiembre en muchas regiones. Existen diversos modelos de aires acondicionados en el mercado, desde los que se instalan fácilmente en ventanas y pueden refrescar una habitación en minutos hasta sistemas más avanzados que distribuyen el aire fresco de manera uniforme en toda una vivienda. Sin embargo, estos dispositivos no están exentos de desventajas, ya que liberan gases que contribuyen al efecto invernadero y aumentan la demanda global de energía.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), los ventiladores y aires acondicionados son responsables del 20% del consumo eléctrico global, y se espera que esta cifra aumente debido al cambio climático. Afortunadamente, se están desarrollando soluciones sostenibles para abordar este problema. Por ejemplo, algunas pinturas especiales pueden reducir la temperatura ambiente en una vivienda hasta en 10 grados, y se están inventando dispositivos que pueden enfriar estructuras sin usar electricidad.

Recientemente, un estudio de diseño francés llamado Entreautre ha presentado un innovador aire acondicionado que funciona sin electricidad. Este dispositivo está hecho de cerámica y se fabrica mediante tecnología de impresión 3D. La firma francesa busca proporcionar una forma más ecológica de enfriar el interior de las viviendas, evitando el consumo energético típico de los aires acondicionados convencionales.

La característica única de este aire acondicionado radica en su uso de terracota, un tipo de cerámica que se procesa a bajas temperaturas. Su funcionamiento se basa en el enfriamiento adiabático o evaporativo, un proceso natural que enfría el aire a través de la evaporación del agua. Este principio se está incorporando cada vez más en sistemas modernos de climatización para edificios.

La terracota, también conocida como ‘tierra cocida’, es un material poroso que se ha utilizado durante siglos para fabricar ollas y otros objetos. En el caso de este aire acondicionado, Entreautre utiliza la terracota para crear un laberinto por el que circula agua, mientras que el aire fluye sobre la superficie húmeda, provocando la evaporación del agua y generando así un efecto de enfriamiento.

El estudio de diseño francés también sugiere que se puede utilizar un ventilador para intensificar el efecto de enfriamiento del aire. La impresión 3D de cerámica permite crear formas complejas inspiradas en la estructura de los corales marinos, lo que se convierte en una característica estética distintiva del dispositivo.

Para llevar a cabo este proyecto, el estudio adquirió una impresora 3D de cerámica exclusiva diseñada por Olivier Van Herpt. Esta máquina es capaz de utilizar diferentes tipos de arcilla sin necesidad de agua, y deposita la arcilla capa a capa para crear la estructura deseada.

El equipo de Entreautre continúa trabajando en el desarrollo de este aire acondicionado de terracota y planea probar un prototipo durante las olas de calor del próximo verano. Además, este no es el único ejemplo de sistemas de climatización que utilizan terracota, ya que otras empresas también han explorado esta tecnología para enfriar el aire de manera sostenible.

En resumen, el aire acondicionado de terracota impreso en 3D de Entreautre representa una innovación prometedora en la búsqueda de soluciones más sostenibles para combatir el calor sin contribuir al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y al consumo excesivo de energía. Este enfoque biomimético, inspirado en la naturaleza, demuestra cómo la cerámica y la tecnología pueden unirse para crear sistemas de climatización eficientes y respetuosos con el medio ambiente.