La empresa Dulcinea aclara a CGT Oficios Varios del Campo de Gibraltar que no abandona el contrato de los comedores con los cuarteles del Ministerio de Defensa

La tarde del día 30 de septiembre se responde, por parte de la empresa Dulcinea, encargada de las cocinas y comedores militares en el campo de Gibraltar, a la consulta realizada por  CGT relativa a la noticia de la finalización del contrato que desde acuartelamientos de San Fernando se recibía y que también atañe al cuartel de Campamento (San Roque).

La Empresa respondía a través de un  correo electrónico de PRODUCT MANAGER NATUR lo siguiente:

“En relación a su correo le indico que no es cierto que Dulcinea Nutrición S.L. abandone el contrato mencionado.

La situación es que no se nos permite firmar el contrato de prórroga a partir de mañana, día 1 de octubre, por no haber presentado el certificado de estar al corriente con la Seguridad Social.

En el escrito que hemos remitido a JIAE SUR, se les informa de que desde la empresa se ha solicitado un aplazamiento que no está resuelto a día de hoy por la Secretaría General de la Seguridad Social.

Desde hace varias semanas hemos reclamado los pagos pendientes de varias administraciones por distintas vías y se nos había indicado que varios de estos pagos estaban próximos, que algunos de ellos se harían a la seguridad social, para bajar y/o eliminar la deuda. En eso confiábamos, pero a día de hoy no ha sido así.

Hemos solicitado a JIAE SUR que, si como nos han indicado, se la da imposibilidad de firmar el contrato que comienza mañana día 1 de octubre para continuar la gestión del servicio de alimentación de los distintos acuartelamientos, nos indiquen cómo proceder con los trabajadores adscritos a este servicio a partir del día de mañana, 1 de octubre.  Estamos a la espera de respuesta, para informar a los trabajadores al respecto.”

El hecho de que Dulcinea tenga deudas con la Seguridad Social ha provocado que los cuarteles hayan prohibido la entrada a los mismos a las mujeres de la empresa mencionada.

Tres meses sin cobrar sus salarios y días de incertidumbre son más que pruebas evidentes del acoso que las trabajadoras experimentan por parte de la empresa Dulcinea, que no se ha dignado contestarles en todo este tiempo.

CGT entiende que las trabajadoras deben poder acudir a su puesto de trabajo y no añadirle una nueva iniquidad como es no permitirles la entrada al cuartel. Ellas no son las responsables de que los gerentes de la empresa no sean capaces de afrontar los impagos con la Seguridad Social.

El problema, lejos de arreglarse, se agrava para estas trabajadoras que lo único que quieren es poder desempeñar sus labores y cobrar por ello a fin de mes, o que, si la empresa Dulcinea no es ya la concesionaria por parte de Ministerio de Defensa, poder estar subrogadas directamente al Ministerio.

CGT  requiere al Ministerio de Defensa que internalice este servicio esencial para cualquier empresa, más aún para la defensa que debe tener total autonomía para mantener alimentadas a las personas que necesariamente deben estar “en guardia” constantemente, como exige la defensa nacional.  Por ello CGT plantea al Ministerio que subrogue a  todo el personal de Dulcinea y dé por zanjado este asunto.

Archivos

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies